¿Me ayudas a ayudar?

Si hay algo que me gusta de tener un blog es poder ayudar a los demás. Por eso hoy te pregunto, ¿me ayudas a ayudar? No te voy a pedir dinero (que de eso andamos un poco escasos) ni mucho tiempo (que de eso tampoco estamos sobrados). Solo te voy a pedir que durante el próximo mes dediques 5 minutos a ayudar a CLEVI.

Y eso ¿qué es lo que es? te estarás preguntado. CLEVI (Club de Entrenamiento para la Vida Independiente)  es una asociación sin ánimo de lucro que persigue la plena autonomía y autodeterminación de los jóvenes con discapacidad intelectual, apostando por el derecho de estas personas a participar en entornos y actividades normalizadas, sin que sea necesario considerar el grado de ayuda que puedan requerir. No te puedes imaginar la ayuda que prestan a las familias y con qué pocos recursos.

Afortunadamente hay iniciativas, como Help up que facilitan el ingreso de recursos para que asociaciones como CLEVI puedan llevar a cabo sus proyecto. Y una vez más te preguntarás ¿y qué narices es Help Us? Pues es una red de CrowdHelping que cambia la forma de financiar los proyectos sociales, de manera divertida. Una plataforma social que conecta Personas – Organizaciones – Empresas.

Cómo ayudar

Y ahora te preguntarás que qué quiero de ti. Pues es sencillo, ayudar a CLEVI a conseguir que la Fundación ACS financie su programa”Integración social plena a través del deporte”.

Te explico como:

  1. Pincha en este enlace 
  2. Date de alta en la plataforma
  3.  Buscar el proyecto “Integración social plena a través del deporte”
  4.  Pincha en “UP”

5.- verás que las moneditas (ups) que hay en la parte superior de la pantalla (25 ups al darte de alta) se sumarán a lo recaudado. Todos los días te darán 5 ups y si todos los días se las aportas al proyecto y consiguen los 23.300 UPS en el tiempo establecido, la Fundación ACS donará los 5.825€ que necesitan para llevar a cabo el proyecto.

Fácil, ¿verdad? Pues anímate y ayúdame a ayudar. Gracias de antemano y gracias en nombre de todas esas personas con discapacidad que podrán hacer deporte gracias a tu pequeño gesto.

¡¡Feliz semana!!

Cómo lograr un hogar más seguro

Como en tu hogar en ningún sitio. Eso desde luego hasta que empiezas a pensar, ¿seguro? Llevo viviendo fuera de casa de mis padres desde hace casi 20 años y muchas noches me sigo agobiando cuando me percato de que soy la responsable, junto al Santo, de que todo funcione y de que no pase y nada. Pero a la mañana siguiente se me olvida y simplemente dejo que las cosas fluyan. Pero no está de más que de vez en cuando escuchemos de los que más saben algunas medidas, pequeños gestos que podemos hacer par conseguir que nuestra casa sea más segura.

Como te contaba el otro día,  Santalucía invitó a sus oficinas a un grupo de bloggers de Madresfera y, además darnos una serie de pautas para ayudarnos a entender mejor cómo interpretar nuestro seguro, Paloma Blanc, (7 Pares de Katiuskas) nos contó una serie de trucos útiles, sencillos y muy prácticos para evitar incidentes e incidencias en nuestro hogar:

PARA EVITAR ROTURAS

• Sujetar las puertas de paso mediante topes.
• En ventanas o terrazas elegir un tipo de cristal armado que evita que se caigan trozos al exterior en caso de rotura.
• Evitar el sobrepeso de objetos sobre los cristales.
• En cristales o espejos de interior, anclarlos sobre superficies planas a la pared. En caso de estar en mesas, si no está instalado sobre un perfil propio, deben estar soportados sobre lágrimas de caucho para evitar la vibración.

PARA MINIMIZAR Y EVITAR DAÑOS CAUSADOS POR EL AGUA

• Realizar un mantenimiento anual de canalones y sumideros tanto de terrazas como de azotas y tejados, la acumulación de suciedad, hojas plumas de aves, etc., es una de las causas más frecuentes de las filtraciones, así como de grietas y fisuras.
• Revisar el estado de la azotea cada 4-5 años, revisando el estado de las tejas y el estado de la mampostería de las chimeneas, vigilar que el alero no tenga grietas, que la tela asfáltica que impermeabiliza las azoteas no esté despegada o deteriorada.

PARA EVITAR DAÑOS ELÉCTRICOS
• Desconectar algunos aparatos una vez que se hayan dejado de utilizar, por ejemplo: Secadores, estufas, reproductores de música, planchas de pelo, plancha de ropa o cualquier aparato de uso puntual deberían desenchufarse para evitar sobrecalentamientos y sobrecarga de la instalación eléctrica).
• Alejar aparatos eléctricos de fuentes de agua, mantener los cables de los aparatos en buen estado.
• Actualizar correctamente las instalaciones eléctricas y cableado del edificio. Si pensamos la cantidad de aparatos eléctricos que utilizábamos hace 10 o 15 años y los que utilizamos ahora, hay un gran salto. Por eso si vivimos en una casa antigua o que simplemente no sea de reciente construcción, es probable que el cableado y la capacidad eléctrica no esté preparada para tal cantidad de aparatos eléctricos que utilizamos en la actualidad. Teniendo en cuenta que, además, en una casa lo más frecuente es que viva más de una persona y que cada persona aporta sus propios aparatos es fundamental que las instalaciones eléctricas se actualicen debidamente.
• Ubicar enchufes y cables apartados de muebles.

REDUCIR EL RIESGO DE ROBOS EN LA VIVIENDA
• Instalar alarma de seguridad. Es una de las medidas más disuasorias.
• Instalar una cerradura antibumping. Son cerraduras contra el método de robo conocido como “bumping” que consiste en abrir los cilindros de la cerradura sin necesidad de romperlos.
• Cerrar puertas y ventanas. Puede parecer obvio, pero en ocasiones con las prisas y las ganas de salir de vacaciones se puede dejar algo abierto. Antes de salir de casa comprueba todas las ventanas y puertas. Asegúrate bien de que todo está cerrado correctamente.
• Utilizar programas de encendido y apagado. Te puedes servir de estos mecanismos para programar a una hora concreta el encendido de alguna luz o la subida y bajada de las persianas. De esta manera, durante tu ausencia no dará la sensación de abandono en el hogar.
• No bajar todas las persianas. Si no dispones de programas para automatizar la subida y la bajada de las persianas, te recomendamos que no las bajes todas antes de marchar de vacaciones. Puede dar sensación de abandono y los ladrones podrán intentar entrar.
• Recoger el correo. Otra medida para despistar a los ladrones y que piensen que hay personas en tu casa es recogiendo el correo. Si vas a estar fuera más de una semana, pídele a alguien de confianza que te recoja el correo en tu ausencia

REDUCIR EL RIESGO DE INCENDIOS
• Revistar que cigarrillos y velas queden bien apagados y no ponerlos en zonas de corrientes de aire o en superficies de las que se puedan caer.
• Evitar el uso de regletas de mala calidad y no enchufar muchos aparatos a una misma regleta para evitar sobrecargas.
• Vigilar el uso de pequeños electrodomésticos tipo planchas de pelo, mantas eléctricas, cargadores de móvil, etc., y revisar que se quedan desconectados durante la noche.

¡Feliz miércoles!

Seguros con el seguro

Uno de mis grande propósitos de este curso escolar, que hemos empezado como quien dice hace dos días,  es el de ahorrar. Estoy cansada de que se me vaya el dinero y no se ni cuándo ni dónde. Para empezar, he puesto en práctica lo que aprendí en el curso de rutinas de Orden y Limpieza en Casa (lo recomiendo al 100%) y he revisado todas y cada una de las pólizas de seguros que pagamos en casa: coche, hogar, decesos… y menudas sorpresas me he llevado.

Y es que, por lo menos yo, pago por prestaciones que ni siquiera sé que tengo. Y en otras ocasiones, pagando un poco más, conseguiría tener otros servicios que me harían la vida más fácil. Y en esa línea me vino al pelo el encuentro “Vuelta a la rutina segura” que organizamos en Madresfera con seguros Santalucía

Para empezar, Paloma Blanc, (7 Pares de Katiuskas) nos  explicó algunos consejos útiles, sencillos y muy prácticos sobre cómo evitar incidentes e incidencias en nuestro hogar. Pero de eso os hablaré otro día.

Hoy os cuento lo aprendí de  Javier Caravaca Cabello, Responsable de Prestaciones Patrimoniales y Decesos de Santalucía  Seguros quien nos ayudó a entender mejor cómo interpretar nuestro seguro y saber qué debemos tener en cuenta a la hora de contratar un seguro para proteger a nuestra familia y nuestro hogar. En definitiva, lo que yo buscaba.

¿Qué es un seguro?

Lo primero de todo hay que preguntarse, ¿qué es un seguro de hogar? A priori, todos los sabemos. Pero ¿cuánto conocemos de esto?  Javier nos explicó que los seguros de hogar son pólizas destinadas a cubrir los daños o pérdidas producidos en una vivienda a causa de incidentes de diversa índole. Estos seguros pueden cubrir desperfectos materiales, daños personales y a terceros. El objetivo de un seguro de hogar es cubrirte en el ámbito doméstico cuando se produce un accidente y se hace necesaria asistencia médica o técnica. Y ¿sabías que no es obligatorio tener un seguro de hogar? A no ser que la entidad bancaria con la que te cases de por vida al contratar una hipoteca te lo exija, no es obligatorio. Pero mi opinión es que es imprescindible. Además, ahora hay compañías, como Santalucía, que ofrecen seguros de hogar flexibles y baratos, que se pueden ajustar perfectamente a tu economía y te cubre los daños más frecuentes; así como seguros muy completos, como el Hogar iPlus, que atiende todas las situaciones posibles,  con diferentes tipos de asistencia (médica, informática, técnica, de seguridad, de viaje, de responsabilidad civil, etc.)

Por ejemplo, yo no sabía que en este tipo de pólizas, como la del Hogar IPlus de Santalucía, en caso de avería te envían a un reparador, asumiendo el coste de desplazamiento y las tres primeras horas de mano de obra. ¡Con la de chapuzas que me hubiera ahorrado! También te proporcionan el alojamiento en hotel si se produce el desalojo urgente del edificio (cosa que siempre me he preguntado cuando he visto siniestros en las noticias) el retorno urgente del viaje del asegurado, en caso de siniestro en la vivienda o personal de seguridad por quedar la vivienda desprotegida, después de un robo o una explosión. Y ofrecen una cobertura que a mi, por mi tecnolerdez, me parece indispensable: Asistencia informática incluida, por control remoto, telefónica o presencial. Te resuelven las dudas técnicas de los equipos informáticos que tienes en tu hogar.

En definitiva, creo que cuando me toque renovar el seguro de hogar (que ya lo tengo apuntado para que no se me pase) le daré una vuelta a este tema porque creo que merece pagar un poquito más y tener todo seguro.

El mejor verano de mi vida

Exagerada, podrás decir. Y quizá un poco. Porque en 46 veranos que llevo a mis espaldas no sabría decir cuál ha sido mi mejor verano. Todos han tenido algo bueno, o muy bueno, que lo podrían alzar al título de mejor verano. Pero sin lugar a dudas creo que este,  junto al que fuimos a Disney, ha sido el mejor verano de mi vida como madre. Y ¿por qué? Porque para la Princesa ha sido el mejor verano de su vida y así, tal cual, me lo ha dicho.

Y es que este año ha descubierto lo que es tener una pandilla, lo que es sentirse libre yendo de aquí para allá con su bici, lo que es hacer una caminata nocturna con linternas… Lo placentero que es ver atardecer en la montaña y en el mar; esperar un eclipse de luna; ir a dormir a casa de amigos, bañarse en el río y en el mar; disfrazarse, ir a la verbena o salir a caminar con mamá bien temprano. En definitiva, lo que es veranear en un pueblo.

Ya lo decían los de Aquarius, todo el mundo tendría que tener un pueblo y entonces, todos disfrutaríamos año tras año del mejor verano de nuestra vida.

¡¡FELIZ LUNES!!

La Receta: Salmorejo de aguacate

Hasta ayer por la noche tenía la intención de subir otra receta. Pero probé este salmorejo de aguacate y no me he podido resistir a subir la receta hoy. En mi lucha por ordenar mi alimentación, hacerla más saludable y controlar los kilos de más (muchos) que me he puesto desde que la menopausia llamó a mi puerta, me estoy haciendo con cantidad de recetas nuevas y esta que me ha dado mi nutricionista creo que va a ser de mis preferidas.

Antes de que los puristas se me echen al cuello, sé perfectamente que esto no es salmorejo. Lo sé y de hecho tengo una receta de salmorejo sin más. Pero de alguna manera había que llamarlo y a mi, por lo menos, me recuerda el sabor del tradicional. Aquí va la receta:

INGREDIENTES

  • 1 aguacate
  •  ½ kilo de tomates
  • ½ diente de ajo
  • 1 cucharada sopera de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  •  ½ cucharada sopera de vinagre
  • Sal

PREPARACIÓN

  1. Trocear el aguacate y los tomates
  2. Introducir todos los ingredientes en el vaso de la batidora
  3. Batir y dejar enfriar en la nevera antes de comer

Fácil, ¿verdad? Si lo vas a hacer en la Thermomix, recuerda que primero debes picar el ajo introduciéndolo por el bocal con la máquina en marcha a velocidad 7. Después, parar la máquina, incorporar el resto de ingredientes y seguir batiendo hasta que tenga la textura deseada.

De verdad que está riquísimo, llena un montón, sabe a salmorejo y no lleva pan, ¿Qué más puedo pedir?

¡¡¡FELIZ VIERNES!!!