Broches con corazón

Hoy, de mejor humor, os voy a hablar de una persona totalmente opuesta a la gente tóxica de la que os hablaba ayer. Es de la tendencia del “buen rollismo”, siempre dispuesta a echar una mano si es necesario y una persona tremendamente detallista, además de ser muy creativa.
Hace unos días me fijé en un broche que llevaba una niña y se lo comenté. Era monísimo, muy sencillo y aparentemente sencillo de hacer. Así que cogió la idea y una semana después, ¡sorpresa! No solo un broche, hasta tres que le hizo a la Princesa además de un coletero. 
Como veis, son una monada. El de la izquierda fue el que vimos incialmente. Son muy sencillos y por eso creo que son tan bonitos. Son dos tiras de goma EVA enrolladas y pegadas. Después decoradas con un detalle en el centro para que no se vea el comienzo. Y para culminar, pegado a un palo y decorado después. Por detrás, ha puesto un fieltro al que ha cosido un broche. Parece simple, pero hay que ponerse y terminarlo con la perfección que lo ha hecho ella. 
La princesa está encantada y yo también. Primero por tener a esta persona cerca que tanto ella como su hijo nos aportan mucho a la Princesa y a mi. Y por el lado más material, porque el broche del botón me ha encantado y creo que se lo voy a pedir prestado a la Princesa en más de una ocasión. Compartir es vivir, ¿no?
¡¡FELIZ MARTES!!

1 Response

  1. Anónimo
    Responder
    27 enero 2015 at 8:35 am

    Me has dejado sin palagras…Gracias!… Hoy especialmente agradezco por encontrarme con gente buena por la vida, de las que "suman" y te alegran el día….
    Y ahora… más felíz que un regalíz, arranco mi día… con una sonrisa que no es poco!
    Gracias!
    Beso,
    Gri

Deja un comentario