Las aceras no son para aparcar

Querida madre del colegio con la que discutí ayer:

Las aceras no son para aparcar y más si son las de las inmediaciones del colegio. Sé que no me lees. O lo mismo si, quien sabe. Pero tenía la necesidad imperiosa de escribir estas líneas para ti y para los que son como tú.

Sé que ayer te faltó llamarme amargada de mierda cuando ante tu impasibilidad te volví a recriminar que,  por muy grande que sea el paso, en las aceras no se aparca. Estacionar fuera de la calzada está mal, pero hacerlo en la puerta de un colegio es una irresponsabilidad mayúscula.

Por el hecho de ser padres no tenemos patente de corso para aparcar donde nos plazca y mucho menos estamos exentos de provocar un accidente.

Si normalmente al volante hay que poner mil ojos, cuando circulamos alrededor de un colegio hay que poner mil y uno. Nunca sabes de dónde te puede salir un niño. Y eso de aparcar encima de las aceras casi que lo olvidamos.  Y no lo digo por decir. No me gustaría lamentar la muerte de otro escolar por una irresponsabilidad de un conductor.

Parece un poco de Perogrullo, pero visto lo visto quiero recordar algunas normas básicas para la seguridad de los escolares, tanto si los llevas al cole andando o vas en coche.

Como peatón recuerda:

1.- Ir siempre por la acera

2.- Llevar de la mano a los niños que en un momento dado se puedan escapar

3.- A la hora de cruzar, mirar a un lado y a otro y asegurarse de que los vehículos están parados antes de cruzar

4.-No hay que cruzar nunca con el semáforo en rojo o por zonas indebidas

5.- No caminar por la calzada

Como conductor:

1.- No aparcar nunca encima de la acera. Las aceras son para el peatón

2.- No estacionar en doble fila porque puede dificultar la visibilidad al resto de conductores

3.- Disminuir la velocidad en las inmediaciones de los centros escolares. Creo que hay que recordar que la velocidad permitida es de 20 km/h porque el 65% de los conductores supera ese límite

4.- Cuidado con el transporte escolar.  Sé que es muy pesado si te toca uno delante que para y arranca,  para y arranca. Pero si aprovechas para adelantarlo cuando esté parado, extrema la precaución porque se estarán bajando niños y podría cruzarse alguno de manera inesperada.

Y por último, y no menos importante, ¡recuerda que los adultos somos el espejo donde se miran los niños! Tus infracciones de hoy serán sus infracciones mañana.

¡FELIZ MIÉRCOLES!

Todo esfuerzo tiene su recompensa

Todo esfuerzo tiene su recompensa. Esa fue la lección que me dio mi abuelo, un gran hombre y trabajador incansable, hace más de 30 años y desde entonces ha sido como un mantra para mi. En aquel entonces, a mi hermana y a mi…