Esta Navidad, adopta un lince

Esta Navidad, olvídate de regalos inútiles y adopta un lince. Si, tal cual te lo cuento. Adopta un lince, o un lobo o un oso panda. Pero como es obvio, no te estoy animando a que adoptes al animal tal cual y te lo lleves a tu casa. Más que nada porque sería una locura, y seguramente un delito, porque la supervivencia de estas tres especies de animales está amenazada. De lo que te hablo es de una adopción simbólica en forma de peluche.

Esta es la propuesta que nos hacen desde WWF para ayudar a sus proyectos de conservación de las especies amenazadas. La adopción tiene un precio de tan solo 39 € y con esa aportación no solo recibes un precioso peluche, un certificado de adopción y un desplegable sobre su vida, amenazas y el trabajo de WWF para evitar su extinción, sino que contribuyes a los programas de protección de especies amenazadas tanto en España (con especial énfasis a la protección del lince y el lobo ibérico) como en otros países.

Te explico cómo debes hacer si te animas a adoptar a alguno de los tres animales, si no los tres:

– Lo primero de todo debes entrar en esta web y escoger entre las tres especies prioritarias de adopción: lince ibérico, lobo ibérico y oso panda. Aunque en esta casa somos muy fans, de los osos pandas, te puedo asegurar que el peluche del lince es precioso.

– Rellena el formulario y haz tu donación (39 euros, envío incluido).

– A las pocos semanas recibirás en tu casa el peluche escogido con el certificado de adopción simbólica e información sobre el hábitat del animal y las amenazas a su supervivencia.

– Al ser una donación, el próximo año recibirás un certificado de donativo con el que puede desgravar en hacienda.

Temas a tener en cuenta: si quieres recibir tu adopción antes de que termine el año (2018) es fundamental que hagas tu adopción antes de este viernes, 14 de diciembre.

¿Te animas? Es un regalo muy a tener en cuenta.

¡¡Feliz martes!!

¿Me ayudas a ayudar?

Si hay algo que me gusta de tener un blog es poder ayudar a los demás. Por eso hoy te pregunto, ¿me ayudas a ayudar? No te voy a pedir dinero (que de eso andamos un poco escasos) ni mucho tiempo (que de eso…