De visita al Parque Warner

Dentro de 20 días en el cumple de la Princesa. Y este año hemos decidido regalarle una experiencia. Así que aprovechando las vacaciones nos fuimos un día al Parque Warner de Madrid. Ya han pasado cuatro días desde que fuimos y aún no tengo claro si me gustó o no. Si se lo preguntas a la Princesa no hay duda: le encantó. Así que, solo por eso,  es posible que mi balanza se incline más hacia el sí. 
Para empezar el precio de la entrada me parece un abuso. El precio, por persona adulta ronda entre los 25  y 38 euros, dependiendo del día que la compres, y para los niños entre 25 y 29. El más barato corresponde al pase de los viernes. Y como una no es rica, pues nos fuimos el viernes. Y claro, como nosotros, todo el mundo. Así que os podeís imaginar que solos no estábamos. A esa cantidad hay que sumarle los 8 € del parking.
Llegamos a media mañana, junto con los Padrinos y el primo Jorge, y nada más entrar la primera en la frente. Nos pusimos en una cola, aparentemente incocente, cuando nos informan de que desde el punto donde estamos hasta la atracción hay al menos una hora de espera, ¿queeeeeeeeee? Bye, bye atracción.
Así que decidimos probar otra y pagamos el pato, nunca mejor dicho. Entramos en lo que parece ser el camerino del Pato Lucas y tras media hora larga de cola, la atracción consistía en hacerse una foto con el Pato, que posteriormente podía recoger previo pago de su importe: 14 €. Si me llegáis a preguntar en ese momento mi opinión del parque, desde luego no hubiese sido buena. Así que decidimos aplicar la táctica del divide y vencerás. Mientras unos hacíamos la fila en un lado, otros lo hacían en otro y así conseguimos que a las 2.30 de la tarde la Princesa hubiera montado en 3 cosas más el timo del pato. Así que pusimos remedio y compramos un pase correcaminos, que te permite ponerte el primero. 5 € para 4 atracciones. Ese el más barato. Luego los hay más caros, siendo el más de lo más el correcaminos gold que te permite colarte en todas las atracciones todas las veces que quieras por “tan solo” 19 € los viernes y 25 el resto de días. 
Después de comer (nada de bocata de casa,  tiene que ser comida del parque) la gente se relajó y nosotros hicimos usos de nuestro correcaminos. Y la cosa cambió. Os recomiendo la montaña rusa Tom y Jerry, incluso para los más pequeños, y unos rápidos de agua que hay en la zona infantil  que acabas calado. ¡¡Te aconsejo que te lleves chanclas y ropa de cambio para los peques!! Los mayores nos secamos en un secador enorme que hay en la salida, previo pago de 2 €, eso si.
Fuera de la zona infantil o Cartoon Village el parque también es muy bonito. Está muy bien cuidado y eso de que te vayas encontrando a los personajes de la Warner y te pudas fotografiar con ellos, sin pagar, tiene su encanto. 
La zona de los superhéroes está más dedicada a los adultos pero nos encantó un simulador de Batman. Pasamos de largo el espectáculo de la Loca Academia de Policía. Más que nada porque era a las 21.30 y a las 20.00 y había cola para entrar. Así que regresamos a la parte infantil y aquello fue el paraíso. Ya estaba anocheciendo y el parque solo era para los más cañeros, que aguantan lo que sea. Así que a pesar de llevar casi 10 horas allí, la Princesa tenía cuerda para rato y seguir subiendo y bajando de todas las atracciones. 
A las 23.00 horas llegó la hora del desfile. Nada de carrozas. Solo los personajes saludando a todos los allí congregados y animando a bailar. La verdad es que estuvo divertido. Y con eso, a casita. 
Ahora escribiéndolo me doy cuenta de que me lo pasé muy bien, sobre todo viendo disfrutar a la Princesa. Pero si me pongo analítica, con el dineral que nos gastamos podríamos haber comprado el bono parques del zoo y el parque de atracciones y haber ido tantas veces como hubiéramos querido en todo el año. Creo que es una experiencia que ya hemos vivido y, por el momento, no está en mis planes repetir. El próximo… ¡¡¡Eurodisney!!
¡¡ESO ES TODO AMIGOS… !! ¡¡FELIZ MARTES!!

4 Responses

  1. 3 septiembre 2013 at 10:29 am

    Qué barbaridad, te cobran por todo!! Yo fui hace años y no recordaba tanto (también es cierto que cuando yo fui apenas había gente allí). Pero si mereció la pena, eso que os lleváis, y las fotos, que salen bien graciosas con los personajes!

    • 3 septiembre 2013 at 3:34 pm

      Si en el fondo merece la pena. Pero así de primeras ves tantas colas…

      ¡¡Gracias por seguirme y por tus comentarios!!

      Abracitos,

      Rocío

  2. 3 septiembre 2013 at 2:55 pm

    Vaya pastón!
    Lo tendré en cuenta para cuando vayamos. Eso sí, seguro que es un bonito recuerdo para siempre.

    • 3 septiembre 2013 at 3:36 pm

      Si, es un pastón. Lo mejor es pensar que la entrada cuesta 50 € y así cuando te compras el correcaminos, como que te duele menos.

      ¡¡Gracias por seguirme y por tus comentarios!!

      Abracitos,

      Rocío

Deja un comentario