El mal uso del Whatsapp: los bulos

Hoy vengo a hablar del mal uso del Whatsapp y los bulos que circulan por ahí. ¡Oh, qué novedad! Pues si, es un tema manido, muy manido, pero parece que todavía no tenemos muy claro el daño que podemos hacer mandando determinados mensajes a tontas y a locas.

Ayer mismo, en un grupo en el que estoy metida, recibí un mensaje nada tranquilizador: “difundir rápido, que se lo han quitado a su madre de las manos en Mazarrón, hace unas horas”. Y, como te puedes imaginas, le acompañaba la imagen de un niño.  ¡¡¡Bufffff!!!

Estoy segura de que la persona que envió ese mensaje en ese grupo lo hizo con toda su buena intención y lo difundió con la celeridad que le pedían. Pero se olvidó de lo más importante: contrastar.  Así que voy a refrescar algunas pautas para cuando recibas este tipo de mensajes:

1.- Fuente: Lo primero de todo, intenta buscar la fuente.  Rara es la vez que viene remitente, aunque algunos bulos (ya famosos) lo traen. En este caso era anónimo, pero en otras ocasiones viene con algún logo que te puede dar una pista. El bulo puede venir en forma de cupón descuento, niño desaparecido, alerta de una banda de traficantes de órganos o simplemente creando un necesidad de hacer circular el mensaje para no tener 10 años de mala suerte.

 

2.- Contrasta: Una vez que localices la fuente, si es posible, contrasta con esa fuente la veracidad del mensaje. Tan fácil como contactar con ellos vía redes sociales (el perfil de Twitter de la Policía funciona muy bien) o con cuentas como Maldito Bulo y el de STOPbulos , a través del teléfono de atención al cliente en caso de establecimientos, si se trata de un super descuento, o buscándolo en Google. Muchos de esas cadenas falsas ya están tipificadas y los medios ya se han hecho eco de su falsedad.

3.- Advierte: Sí,  no te quedes con esa información. Advierte a la persona que te lo ha enviado la gran mentira de la que está participando y anímale a no seguir contribuyendo con este tipo de cadenas.

4.- Elimina: Esa basura debe ser eliminada para evitar que se propague más.

5.- Nunca debes compartir escudándote en el “por si acaso es verdad”. Primero porque no sirve de nada,  segundo porque, en caso de ir acompañado de una foto, puedes estar vulnerado el derecho de un menor (que nada tiene que ver con la noticia) al difundir su imagen, y en el peor de los casos, puedes estar cometiendo un delito, de injurias si el mensaje no es cierto y trata de dañar la imagen de una entidad o persona, o fomentando una situación en la que presuntamente existe un peligro (atentado, secuestro…) y por lo tanto es necesario el auxilio y la activación de los servicios de Policía o salvamento. En ese caso, de ser juzgado, el que difunde se puede enfrentar a una pena de prisión de tres meses y un día a un año o a una multa de tres a 18 meses.

¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!

Leave A Reply

* All fields are required

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Rocío Cano + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web corriendosinzapatillas.com + info