La felicidad de las pequeñas cosas

Despertarse y descubrir que aún te quedan 15 minutos más en la cama, oler a café recién hecho y a pan tostado, una buena ducha fresca, estrenar una camisa, oler a tierra mojada, escuchar a los pájaros por la mañana, recibir buenas noticias de alguien a quien aprecias, cocinar, conseguir un reto en el trabajo, llegar a casa y que los tuyos te reciban con un gran abrazo, escuchar la carcajadas de tus hijos, charlar con tu pareja, dormir en sábanas limpias…
Si lo sabes apreciar, ¡se necesita tan poco para ser feliz! Pues ese debe ser el mantra que enseñemos a nuestros hijos. No les debemos crear grandes expectativas para lograr la felicidad. Si aprenden a obtener la felicidad de las pequeñas cosas de la vida serán muy felices. Y eso es de lo que se trata, ¿no?

¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!

1 Response

  1. 27 julio 2016 at 12:22 pm

    Hay que saber valorar cada instante para aprender a ser feliz 🙂

Leave A Reply

* All fields are required

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Rocío Cano + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web corriendosinzapatillas.com + info