La LOGSE, la LODE, la LOMCE y la madre que los parió

Vamos a ver, antes de meterme en harina desde ya quiero dejar claro que no voy a escribir sobre si la LOMCE es buena o mala ley (porque lo desconozco)  Aclaro esto porque luego no quiero dar lugar a equívocos. 
Leo con cierta tranquilidad que el Congreso ha paralizado el calendario de implantación de la LOMCE. Y me alegro no porque no me guste la ley, que repito que desconozco, sino porque creo que en temas de educación se debería ser un poco más serio o, por lo menos, constante. 
En la larga o corta historia de la democracia ha habido ni más ni menos que casi 7 leyes de educación: la LOECE (1980), la LODE (1985), la LOGSE (1990), la LOPEG (1995), la LOCE (2002), la LOE (2006) y ahora la malograda LOMCE. Más o menos, una cada 5 años. Lo que significa que más de un alumno ha pasado por 3 planes de estudio durante el tiempo que ha durado su educación obligatoria. Y eso, desde mi punto de vista, es un pitorreo.
Pensaba yo, ilusa de mi, si tan difícil sería llegar a un pacto de educación y tomárselo en serio. Porque no sé si será por el continuo cambio de leyes o por la mediocridad de cada una de ellas paro lo cierto es que tenemos un sistema educativo bastante mediocre si lo comparamos con otros países. Ahí lo dejo.

¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!

Deja un comentario