La Receta: Tarta de calabaza de Elena

Hoy, y sin que sirva de precedente, vuelvo con la temática de Halloween. Y no es porque me guste, que ya lo he dejado patente en varias ocasiones, pero es que no podía esperar un año más para compartir esta tarta de calabaza. La autora es mi vecina Elena. No tenía el gusto de conocerla, nada más que de hola y adiós, pero este año hemos coincidido más y me parece que nos vamos a llevar bien. A parte de ser un encanto, tiene unas manos para la repostería…  Lo primero que comí de ella fue la ya clásica tarta de los cerditos en la ciénaga y levité. Así qué ella fue la encargada del postre en la fiesta de Halloween (ya sabéis, mi primera fiesta Halloween en más de 40 años) y nos hizo esta tarta de calabaza.

La foto no es que sea mala, es perversa. Y encima no hice ninguna de su interior. Pero es lo que tiene estar en una fiesta, fuera de servicio, con una hija aterrada (aunque solo fue al principio) y sin la cabeza puesta en el blog. Pero si queréis verla por dentro, lo podéis hacer mirando el blog El Rincón de Bea, de donde Elena sacó la receta. Ahí va: 
Para el bizcocho:
INGREDIENTES
400 gr. harina
150 gr. azúcar 
2 cucharaditas de levadura Royal
2 cucharaditas bicarbonato sódico
3/4 cucharadita sal
1 cucharada canela
2 cucharaditas jengibre en polvo
2 cucharaditas de nuez moscada 
175 gr. azúcar moreno integral 
425 gr. puré de calabaza
5 huevos XL
250 gr. de aceite ( 290 ml.)
PREPARACIÓN 

Mientras el horno va cogiendo temperatura, 175º, engrasamos 3 moldes desmoldables de 18 cm. y los preparamos con papel de hornear en la base. Después tamizamos la harina y añadimos el azúcar, el bicarbonato sódico, la levadura y las especias y reservamos.
A continuación, mezclamos el el azúcar moreno con 1/3 del puré de calabaza y batimos lentamente hasta conseguir un mezcla sin grumos. Entonces añadimos el  resto del puré y el aceite y seguimos batiendo. 
Añadimos los huevos, ligeramente batidos, uno a uno hasta que estén totalmente integrados. Entonces incorporamos, en tres veces,  la mezcla reservada. Batimos hasta que estén integrados y repartimos la  masa uniformemente entre los tres moldes que teníamos
preparados. Es muy importante que los tres moldes tengan exactamente la
misma cantidad de masa.
Horneamos durante unos 20-25 minutos, dejamos enfriar sobre una rejilla durante 10 minutos y, pasado este tiempo,
los desmoldamos, los damos la vuelta y los dejamos enfriar totalmente sobre una rejilla. Cuando estén totalmente fríos, los envolvemos en papel film y los metemos, de un día para otro, en la nevera para que se
asiente la miga.
Para la crema
INGREDIENTES

500 gr. queso Philadelphia (blandito pero todavía fresco al tacto)
200 gr. azúcar glass tamizado
250 gr. nata para montar ( min. 40% MG)

PREPARACIÓN  
Montamos la nata y reservamos. Batimos el queso con el azúcar tamizada hasta que obtengamos una mezcla uniforme y cremosa. Añadimos la nata montada a la mezcla del queso y mezclar hasta que justo esté integrado.
MONTAJE
Igualamos los bizcochos para que todos tengan exactamente el mismo grosor. Colocamos el primer bizcocho boca
abajo. En la superficie, extendemos una buena capa de crema y colocamos encima el otro bizcocho. Hacemos la misma operación, hasta colocar el último bizcocho. Después es el momento de cubrir toda la tarta con más crema y lo dejamos en enfriar. Para la decoración, Elena optó por cubrir todo el bizcocho con fondant naranja y colocar unas figuras alusivas a tan bonita fiesta.

Espero que os haya gustado. Lejos de ser un mazacote, como puede parecer en la foto, es muy esponjosa y suave. Sencillamente deliciosa. ¡¡¡Elena!!! Gracias por hacerla y querer compartirla.

¡¡¡FELIZ VIERNES!!!

Deja un comentario