Mis manos y mis pies

¡Qué fin de semana tan fantástico hemos pasado! Bueno, más que fin de semana, vacaciones. Las mismas que en Semana Santa: de jueves a domingo.Yo entiendo que para la productividad de un país no debe de ser lo más recomendable, pero si los fines de semana fueran como éste seguro que todos seríamos más felices.  Nos ha dado tiempo a hacer de todo: pasear, comprar, ir de excursión, salir, entrar, estar con la familia, hacer los deberes y, como no podía ser menos, limpiar. Porque aunque sea fiesta, la casa no perdona. Pero la limpieza también ha sido festiva porque ha vuelto a casa Magally, la chica que estuvo con la Princesa desde los 4 meses y que nos dijo hasta luego a comienzos de año.
Siempre que lees algo de las llamadas empleadas de hogar, suele ser para cuestionar su trabajo o sus formas. Pero como yo no tengo un pero de ella, creo que se merece una líneas en esta humilde tribuna. 
No me considero mala madre (bueno si, pero eso es malamadre y nada tiene que ver) pero era una locura ver como la Princesa, con un añito, se lanzaba a los brazos de Magally cuando llegaba a casa o cuando empezó a caminar la esperaba en el descansillo. Nunca sentí celos porque la reacción era a la inversa por la tarde y era señal inequívoca de que estaba en buena manos.
La Princesa creció y ya no necesitaba de sus cuidados. Pero se quedó en casa, una vez a la semana, para ayudarme en las tareas domésticas. Es perfeccionista a más no poder y por eso me encanta. Por eso y por su sencillez, su educación, su saber estar, su eficacia, por ponernos las cosas fáciles, por su amabilidad, por su honradez y por saber siempre donde he podido poner o guardar las cosas. Ya no porque viene una vez cada 15 días a casa, pero cuando estaba aquí a diario era muy habitual escuchar de mi boca , ¿Magally, te suena donde he podido…? Y a Magally siempre le sonaba. 
Está claro que la vida de esta familia sin Magally no hubiera sido la misma y por eso desde aquí la quiero decir GRACIAS.
¡¡¡FELIZ LUNES!!!

1 Response

  1. Anónimo
    Responder
    15 junio 2014 at 8:44 pm

    Mil gracias a Ti y a Luis por permitir entrar en vuestras vidas y compartir a la Princesa de la casa!!! Fue, es y será siempre una experiencia inolvidable y grata. Gracias a toda tu familia que a través de ti también me han demostrado su cariño!!!! Son una familia increíble!!! 😉

    Magally

Deja un comentario