Nada te turbe

“Nada te turbe, nada
te espante.
Todo se pasa. Dios no se muda.
La paciencia todo lo alcanza.
Quien a Dios tiene, nada le falta.
Sólo Dios basta.” 

Hoy es la festividad de Santa Teresa de Jesús. Y que mejor que empezar con sus versos. Además de ser bonitos, o a mi me lo parecen, para los que somos creyentes lo son aún más. Y para mi Santa Madre, Mi Otro Yo y para mi son lo más de los más desde que cayó en nuestras manos el libro de Susana Pérez Alonso, ” Nada te turbe”. Fue un regalo del Santo en una época en la que cada semana me compraba un libro.Tenía un largo trayecto, en transporte público, desde casa al trabajo y que mejor que aligerarlo leyendo. Por mis manos pasaron multitud de libros. Pero ninguno me gustó tanto como este. No creo que sea nunca nominado para el Nadal o el Planeta pero a mi me encantó. Su autora, Susana Pérez Alonso, lo resume así en su web:

Nada te turbe es el propósito que una mañana se
hace Catalina Bejar de Prado. Ella, Catalina y sus amigas son las protagonistas
de esta novela. Catalina Bejar de Prado es una mujer progresista hasta donde le
conviene. A Catalina Bejar de Prado se casó con un “igual”, eso es lo
que ella creía. En el fondo, Catalina se casó para escapar. Nunca supo de que
tenía que escapar, pero ese fue su propósito.

Ahora, en la cuarentena, Catalina se nota permanentemente turbada y no escatima
esfuerzos para dejar de estar así. El problema es su casa, su hija, su marido,
su trabajo, su madre, su hermana, sus amigas, el amante, la mujer del amante,
la política, la globalización, la anorexia, los gimnasios, el magnesio…

Catalina Bejar de Prado es una mujer anormal, maravillosamente anormal en un
mundo demasiado reglado, demasiado sumiso para la fiera que esta burguesa lleva
dentro.


Tanto me gustó el libro y me marcó que, desde entonces, en mi casa, en la de mis padres y en la de mi hermana existe un marco con los famosos versos de la Santa. Y, desde entonces, también es una máxima en nuestra vida. No hay nada ni nadie que nos turbe. Y si alguna vez aparece, solo tenemos que parar, respirar y decir con convencimiento: Nada te turbe.

Muy recomendable el libro y, por supuesto, el consejo: Ummm ¡¡¡Nada te turbe!!!

¡¡FELIZ MARTES Y FELICIDADES A LAS TERESAS!!!

  

3 Responses

  1. Anónimo
    Responder
    15 octubre 2013 at 1:23 pm

    Ro, mi familia es muy devota de la santa ( mi hermana se llama teresa ) y me ha hecho ilusión que le dedicaras el post de hoy. Yo llevo la poesía en la cartera. Son muy ilustrativos los versos aunque a veces un poco difíciles de seguir ! Intentare hacerme con el libro. Me lo podías dejar cuando por fin quedemos !!! Besitos de Rous

  2. 18 octubre 2013 at 11:52 pm

    Muchas gracias por lo que dices 🙂
    Susana

    • 19 octubre 2013 at 8:05 am

      Gracias a ti por hacerme pasar tan buenos ratos con Catalina, la familia Jacoby y tu deliciosa manera de escribir

Deja un comentario