Perlas de la Princesa: estampas

La semana pasada asistimos en el colegio de la Princesa a la primera misa de un sacerdote que se ordenó a comienzos de este mes. Fue una misa muy bonita, en el patio del colegio y con mucha gente. Al finalizar, todos los que le conocemos, la gran mayoría de los que estábamos allí, nos acercamos a felicitarle. La Princesa no quiso y se quedó en una esquina con el Santo. Pero de pronto vio que al lado del sacerdote estaba un monaguillo y que daba algo. Como a curiosa no le gana nadie, le preguntó a su padre que qué era lo que repartían, a lo que el Santo contestó que estampas. Así que ella, que colecciona más estampas que cromos aún no sabiendo como se llaman, salío corriendo hacia mi gritando… ¡mami espera que yo también quiero “tampax”! A Dios gracias que estábamos al aire libre y fue muy poca la gente que se enteró.

¡¡FELIZ LUNES!!

Deja un comentario