El éxito de los demás

Llámame loca, tonta o inocente. Llámame rancia, falsa o necia. Llámame lo que quieras pero esta es la realidad. Y no me importa que esa persona que ahora tiene éxito me haya hecho daño en algún momento de mi vida. Si su felicidad no ha dependido de la mía, si su éxito no es gracias a mi fracaso, claro que me alegro. La vida son dos días y no merece pasarlos amargada por la felicidad de los demás. ¡Qué mala es la envidia!

¡¡FELIZ MARTES!!

¿Quieres que te cuente un cuento?

Mañana, 20 de noviembre, se celebra el Día Universal del Niño y qué mejor manera de celebrarlo que entre cuentos. Por eso, Nivea nos propone un juego: escribir nuestro propio cuento, basándonos en el comienzo de uno de los 8 relatos ya disponibles en…

#sinzapatillasproject365

Este fin de semana, como os decía ayer, ha sido especial por muchos motivos. Hemos llevado a cabo un estupendo evento madresférico, he tenido la oportunidad de conocer a encantadores blogueros gallegos, he vuelto a esta tierra tan fantástica, y que tanto me gusta,…

Volver a ser mamá

Muchas veces tengo la sensación de que descubro cosas o experimento sensaciones cuando ya es tarde. Y con el tema de la maternidad me pasa muy a menudo. Soy absolutamente consciente de que mi embarazo y mi maternidad la viví igual que Mi Otro…

Subasta solidaria

Si hay algo que me gusta de la Blogosfera maternal es el compañerismo. Salvo particulares y contados casos de ego, que los hay, en general somos una gran familia que, en la medida de lo posible, nos tratamos de ayudar unos a otros y,…