Hoy toca médico: sin sacarina, por favor

Toda la vida tomando el café con sacarina y ahora me entero de que he estado haciendo el ganso. Lejos de lo que nos vende, la sacarina si que tiene calorías. El Doctor Anónimo (especialista en aparato digestivo) nos lo explica:
La sacarina se compone de un disacárido (un tipo de glúcido), que tiene el sabor dulce, y la maltosa o fructosa, entre algún que otro componente. In vitro no se puede romper, lo que entonces es verdad que no aporta calorías. Esto es así hasta que lo ingerimos y  llegan las bacterias intestinales que rompen el enlace y aparece la glucosa en el organismo. ¿Y qué pasa? Pues que por un lado tienes las calorías del azúcar y encima muchas más bacterias intestinales de las que deberías tener porque, en definitiva, con la ingesta de esa glucosa “les estás dando de comer”. ¿Y qué pasa si tienes bacterias intestinales? Pues entre otros efectos secundarios, tiene más gases (con lo molesto que es eso)
Yo solo uso la sacarina para el café pero visto lo visto, el café en buena compañía pero sin sacarina ni azúcar, por favor. 

¡¡¡FELIZ JUEVES!!!