¿Debemos consumir marca blanca?

Siempre he sido consumidora de marca de distribución, o también llamada marca blanca. Hay cosas que creo que están muy conseguidas (como las pizzas, el tomate frito o la leche). Pero otras están a años luz de otras marcas como el jabón de la lavadora (donde esté Ariel que se quite cualquier otro).. 
Con la Princesa, cuando era bebé, siempre usé  marcas como Mustela o Lutsine para el aseo y Hero y Blevit para la comida. Sin embargo en cuestión de pañales me equivoqué y aunque en sus primeras semanas de vida usé Dodot luego me pasé a marca blanca, ¡¡Pero qué hice!! ¡¡Qué error!!
En las últimas semanas hemos visto por diferentes medios cómo Dodot ha invertido en investigación y ha conseguido que su pañal ahora no cuelgue. Parece una tontería, pero no lo es. Nos ocupamos de que nuestro bebé esté lo más cómodo posible, con ropa de algodón, que no le apriete, que traspire, que no pase frío ni calor, que esté bien aseado… y no caemos en algo tan básico como es el pañal. Efectivamente la marca blanca hace muy dignamente su función de que el niño no vaya con la ropa mojada,  pero nada más. 
En estos días he visto claro dónde van a parar esos euros de más que pagamos cuando compramos un artículo de marca. Sin duda, gran parte de ese dinero se emplea en investigación para lograr avances como los incorporados en los nuevos Dodot Activity que incluye una tercera capa de protección y microperlas, que absorben y encapsulan la humedad, a la vez que los Tubos Ultra-Absorbentes ayudan a distribuirla y mantenerla apartada de la piel del bebé. La verdad es que, ahora que lo pienso, con los pañales de marca blanca, de celulosa y con un núcleo sin estructura, la humedad se acumulaba en el centro dando la sensación de que la peque siempre estaba con el culito mojado. Sin lugar a dudas hoy optaría por los pañales Dodot.
Y en cuestión de otros artículos, aunque he de reconocer que algunas marcas blancas me convencen bastante, si que voy a tratar de combinarlas con otras “marcas verdaderas” para que esa investigación, que en definitiva nos beneficia a todos, continúe. Y tú ¿eres de comprar marca blanca?
¡¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!