Un mundo lleno de luz e imaginación

Tengo un baby boom primerizo a mi alrededor. Cosa que me encanta y en parte me da envidia. Porque me encantaría empezar de nuevo con todo lo que sé acerca de la maternidad. Pero como eso, muchas otras cosas. Me encanta mi casa, pero no me importaría decorarla por completo de nuevo o volver a casarme para poner en práctica muchas de las ideas que circulan en la red.
Y en cuanto a la decoración, una de las cosas que cuidaría más es el tema de la iluminación y, especialmente, en la habitación de la Princesa.
Comparto la idea de que los niños deben tener un espacio propio desde muy pequeños y que debe estar decorado acorde a su edad. Yo no decoraría una habitación de un bebé con colores chillones y estridentes porque creo que los colores pasteles les proporcionan más serenidad.
Pero según van creciendo, la cosas va cambiando y su espacio también lo debe hacer. Para ello Philips ha creado la gama de iluminación infantil Philips-Disney que permite convertir la habitación de los niños en un espacio lleno de imaginación para jugar, leer o dormir sin ningún tipo de temor. Y es que esta familia esta compuesta por la clásicas lámparas colgantes:

También disponen de plafones:

Lámparas de sobremesa con un diseño seguro para niños que incluye un interruptor y un piloto LED suaves y fríos al tacto:


Dentro de lo que es decoración pura y dura, también han pensado en los más peques creando las CandleLights, velas LED decorativas que desprenden un cálido resplandor con un suave parpadeo pero sin riesgo de
incendio y sin cera caliente; los Disney Living Colors Mini, un producto diseñado especialmente para niños que aporta un mundo de luces
de colores a la habitación;  y los Disney Projector Lights, un conjunto de luz nocturna y proyector de imágenes. Mientras se proyectan cuentos en el techo, en la parte inferior brilla una reconfortante luz nocturna. 

 
Pero lo que más me ha gustado son los productos que Philips-Disney ha diseñado para hacer de la habitación del niño un lugar seguro para dormir. Si me tengo que quedar con uno, sin duda me quedo con cualquiera de los do modelos de los Disney SoftPals, se tratan de unos muñecos (a prueba de niños) que brillan suavemente durante toda la noche sin necesidad de estar enchufados. 
Y dejo para el final el mejor o por lo menos el que más nos está solucionando las excursiones nocturnas al baño. Desde que no lleva pañal la Princesa nunca se levantaba por la noche para ir al baño. Pero ahora es una práctica habitual. Antes nos llamaba porque no veía. Pero ahora, gracias a la Disney Luz nocturna con sensor, se levanta y con el movimiento se enciende una luz tenue. Ella coge la luz a modo de linterna, se va al baño y cuando termina apaga la luz, vuelve a su habitación, deja de nuevo la carita de Mickey Mouse en su sitio y a los 25 segundos se apaga. Justo el tiempo que le hace falta para seguir durmiendo. 

¡Será por luces!
¡¡¡FELIZ JUEVES!!!

Deja un comentario