Vivamos la vida

Vivamos la vida, maldita sea. Ya está bien de lamentarse, de llorar, de sufrir. Vale ya de odiar, de juzgar, de criticar. Vale ya de lo superfluo, de lo artificial y del postureo. Vale ya de desperdiciar tu vida intentando encontrarte.  Vale ya de copiar, de imitar y de envidiar. Vale ya de restar y no sumar. Vale ya de dejar escapar oportunidades.

Vale ya de postergar los encuentros, de que la pereza te pueda y la insidia más.

Vale ya del puede, mejor el voy. Vale ya del tener por tener, mejor el compartir. Vale ya del esperar, mejor ir a buscar.

Porque la vida son dos días. Y aunque te creas invencible, hoy estás aquí y mañana… ¿quién sabe?

¡¡FELIZ 2018!!

Deja un comentario